Provincia de Rio Negro


Colonia Penal "Subprefecto Miguel Rocha" (U.5)

 

 

Ficha:

Concepción:
Nivel de generic viagra for under 50.00 Seguridad: mediana.
Capacidad de alojamiento: 336 internos.
Contención: alambrada perimetral.
Habilitado: 18 de diciembre de 1943.
Emplazamiento:
Buenos Aires S/Nº, General Roca, provincia de Río Negro
Superficie total: 166 hectáreas.

Correo electrónico:
Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla
Teléfonos:
(02941) 43-3124/43-3127
(Mapa de ubicación?)

 

Características e historia:

La U.5 es un establecimiento de mediana seguridad, cuya superficie de 166 hectáreas es centralmente explotada con actividades agrícolas.  

Cuenta con ocho pabellones de celdas individuales para 320 internos y una sección abierta para 16 internos que transitan el periodo de viagra ordering phone number prueba incorporados a la modalidad de salidas transitorias. La población penal está en situación de condenada en su gran mayoría.

En el segmento educativo la U.5 ofrece a los internos los ciclos primario, medio, secundario y terciario. Este último se dicta a través de convenios firmados con universidades de la zona. La Unidad cuenta con biblioteca.

Los talleres de esta colonia penal se destacan por el volumen y calidad de la producción. Los agropecuarios son de apicultura; forrajes; fruticultura; horticultura; tambo; cunicultura; jardinería; invernáculo y porcicultura. Se cuenta con cámara frigorífica para conservar la producción.

Los talleres industriales son los de albañilería; electrónica; panadería; tapicería; aserradero; herrería; gomeria; carpintería; lavadero de generic viagra cheap contact lenses autos; plomería; cartonería; zapatería; chapa y pintura; lavadero industrial; sastrería; mecánica; tornería; mosaicos.

Asimismo funcionan talleres de “Braille” para lectura de ciegos, cerámica, manualidades, literatura y de ajedrez.

 

Historia:

La Colonia Penal "Subprefecto Miguel Rocha" comprende dos períodos:

1)  La Cárcel Nacional del Fuerte General Roca y

2)  La Colonia Penal de General Roca

La activación de la vieja Cárcel de Encausados o Cárcel Nacional del Fuerte General Roca está íntimamente ligada a la acción de administración de justicia en el ex Territorio Nacional de Río Negro, con la consiguiente la necesidad de contar con dependencias de detención.

En 1928, cuando el crecimiento demográfico de dreampharmaceuticals cialis online la región asoció la necesidad de crear un juzgado y cárcel,  el municipio de General Roca reclamó la descentralización de la administración de justicia que se ejercía desde la lejanía en Viedma, la ciudad holgadamente más grande e importante de la región. El 21 de setiembre de 1934 se abrió el Juzgado letrado Nº 2 en la ciudad de Fuerte General Roca y, ocho días más tarde, se inauguró oficialmente la cárcel de Encausados de Fuerte General Roca. Recibió inicialmente cuatro internos de la comisaría local y en enero de cialis 2.5 mg 1935 llegaron a treinta, cuando arribó un contingente de encausados desde Viedma.

 

Ya con una población penal más numerosa se crearon las secciones de trabajo interno y externo: talleres de limpieza, cocina, lavadero, chacra, emparejamiento de tierra, los primeros almácigos de verduras y hortalizas, alfarería, ladrillos, avicultura, apicultura, mosaiquería, carpintería, herrería, caballerizas, tambos, porquerizas, mecánica, usina y se plantaron los primeros álamos que circundan todo el perímetro. Todavía está en pie la primera barraca, que da servicio como depósito y talleres.

La Colonia Penal de General Roca se inauguró con unas diez celdas individuales y un pabellón común abierto;  escasas dependencias, patio interno y un terreno estéril. Llegó a tener cuatrocientas hectáreas en 1940 y fue el esfuerzo y la iniciativa del personal y los internos los que transformaron lo inhóspito en fértil.

En el entonces confín de la ciudad de General Roca, se levantaron dos pabellones colectivos con capacidad para trescientos internos, dos celdas de reclusión para peligrosos, un pabellón sanitario con baños, un pabellón para menores y otro de conducta ejemplar y talleres de sastrería, zapatería, alpargatería, talabartería, consultorio médico y enfermería. En el patio de non prescription viagra recreo se montó la maquinaria que fabricó la mayor parte del alambrado de tejido que circunda el extenso perímetro de la Unidad.

Las primeras acciones educativas para la población penal se cumplieron gracias a la Escuela nocturna Nº 58 del Consejo Nacional de Educación, mientras que la actividad religiosa la inició el padre Bher y luego el salesiano Elías Murphy: llegaría a capellán de la Unidad con una trayectoria de más de treinta años. El servicio médico, a cargo del doctor Raúl Pastor, trabajó diez años gratuitamente percibiendo sólo los gastos de combustible.

Los intentos de fuga se limitaron a casos aislados, siempre recapturados por personal penitenciario. En un hecho en 1937 el peligroso encausado Víctor Elmes, lugarteniente del célebre bandido Bairoleto, que regresaba del juzgado, se apoderó de un hacha en la calle Maipú y con ambas manos -estaba esposado- amenazó al chofer y a dos guardias. Los hizo descender y condujo al vehículo hasta el norte de las bardas, para abandonarlo sin dejar rastro. Varias comisiones salieron en su búsqueda durante días hasta que una noche fue descubierto por el sargento de cheap viagra online prescription policía Arce: al no acatar la voz de alto, el uniformado usó el arma reglamentaria para darle muerte lo que conmovió a la opinión pública.

Con la instalación de la primera usina hidroeléctrica, se le acopló una bombeadora de agua para abastecer al tanque ubicado al sector norte de la barda. Desde allí se bajó una cañería de mil trescientos metros de longitud con caños de medio metro de diámetro a través de un desnivel de diecinueve metros para riego de los campos y electricidad de cheap cialis online a href la colonia. Sin exagerar, fue el primer complejo hidroeléctrico del hoy Alto Valle de Río Negro y Neuquén.

Se gestó así lo que luego fue la Colonia Penal de General Roca, U.5. En 1938, se construyeron las viviendas para el director, subdirector, jefes y el personal técnico y, después de cinco años de trabajo, el entonces alcaide mayor Miguel Rocha inauguró el 18 de diciembre de 1943 la moderna U.5.

En septiembre de 1944 se habilitó el establecimiento con internos de la cárcel y de la Penitenciaria Nacional, mientras la ex cárcel Nacional siguió funcionando con procesados hasta 1951.

En 1949 General Roca ya contaba con una construcción edilicia de avanzada: 146 celdas individuales de dos metros por un metro ochenta y tres centímetros, ubicadas en dos pabellones de dos plantas con cuatro cabeceras de pabellón de ocho metros por seis metros, con capacidad para dieciocho internos cada una. En 1951 la capacidad de alojamiento ascendía a 242 internos.

 

 

 

Galeria de air order travel viagra videos fotos
 

                                                                                             

 
Idiomas
English Portuguese Spanish
Denuncias
Banner
Institutos de Formacion
Banner
Trabaje en el S.P.F
Banner
Banner